lunes, 1 de abril de 2013

Más sobre el ibis eremita en Egipto

En arqueología se denomina ostracon a un fragmento de piedra o de vasija en el que se ha realizado algún dibujo o escritura, lo que ocurría, por ejemplo, en el Antiguo Egipto, a modo de borrador o para el aprendizaje de la escritura o el dibujo. El hecho de que el dibujo aparezca completo define el ostracon, ya que si se tratara de una marca realizada en la cerámica antes de romperse, es probable que el dibujo no saliera completo.
En la excavación del yacimiento HK25 de  Hierakon aparecen muchos fragmentos de cerámica y, entre ellos, el ostracon que aparece en la imagen. Se trata, con mucha probabilidad, de un ibis eremita, ave que, como hemos visto, aparece con frecuencia en la iconografía egipcia representando el Aj.
Hierakon en griego, en egipcio Per-Nemty, constituye un conjunto de ruinas que abarcan un largo período, desde antes de la construcción de las pirámides al período romano.

Jíří Janák, egiptólogo checo apasionado por la historia del ibis eremita, narra en un reciente artículo publicado en la Enciclopedia de Egiptología de la UCLA que existen testimonios de tres especies de ibis en el antiguo Egipto: el ibis sagrado, el morito y el ibis eremita. Las imágenes de este último, fácil de reconocer por la forma del cuerpo, patas cortas, pico largo y curvado y el típico penacho de plumas en la nuca, se usaron en la escritura del nombre akh y las expresiones y nociones relacionadas.
Según este autor, se puede deducir, a partir de los conocimientos actuales, que en tiempos antiguos esta especie solía habitar en los acantilados rocosos de la orilla oriental del Nilo, esto es, un lugar ideal para designar el ideal de renacimiento y resurrección (el akhet). Así, los ibis eremitas podrían haber sido vistos como visitantes y mensajeros del otro mundo, manifestaciones terrenales del muerto bendecido (el akhu).

La imaginería del ibis eremita en el antiguo Egipto es precisa, exacta y elaborada en los periodos tempranos de la historia egipcia (hasta la fase final del tercer milenio antes de nuestra era). Más tarde, las representaciones de este ave se vuelven más esquemáticas y menos realistas. Así, no se nos presentan como una evidencia directa y convincente de la presencia de la especie. Probablemente, esta evolución se corresponda con el declive y la desaparición del ibis eremita del territorio. 

El mismo autor nos cuenta en otro artículo de la misma publicación cómo el concepto de akh apunta hacia muchos significados diferentes, relacionados con la muerte y el espíritu y es uno de los pilares de la religión egipcia antigua, apareciendo en muchos textos religiosos y en iconografías. Su significado básico está relacionado con la eficiencia y la relación recíproca que cruza las fronteras entre diferentes esferas.

2 comentarios:

  1. Una de las aves más sublimes de la humanidad que inspiró al gran José María .

    ResponderEliminar
  2. Una de las aves más sublimes de la humanidad que inspiró al gran José María .

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...