sábado, 10 de septiembre de 2011

El ibis eremita y la invención de la escritura

¿A que parece pillado por los pelos? Pero no, resulta que una de las primeras probables representaciones que se tienen de un ibis eremita es, también, uno de los primeros testimonios de escritura.

Aj, hacia -3400
Desde entonces un ibis crestado constituye el jeroglífico Aj o Akh, con un significado de "ser benéfico" y representando uno de los componentes del ser humano, según sus creencias. Concretamente, representa al espíritu de los muertos.
Un Aj en piedra. La representación junto al sol es muy frecuente, como vimos en otro post.

El símbolo puede parecerse a un ibis tocado por un nemes, como en las imágenes del dios ibis Thoth. De hecho, en las representaciones coloreadas, algunos de estos Ajs tienen patrones de coloración muy diferentes del ibis eremita, aunque todo puede ser una cuestión de abstracción. Lo cual puede ser lógico, al fin y al cabo, estamos hablando de espíritus, pero podría indicar que, desde los primeros tiempos, se llegó a perder la memoria del ave real y tan sólo persistió su idealización.

Imagen de un Aj con un disco solar, en un sarcófago de unos cuatro milenios de antigüedad. El copete de plumas ha aumentado, y se parece algo a un nemes.




Pesaje de las almas frente a Anubis, Thoth y el monstruo Ammyt, todos con el típico tocado nemes
Existen algunas momias de ibis eremita, de época predinástica, muy lejos de los cientos de miles de ibis sagrados momificados que han aparecido en necrópolis multitudinarias. Tal vez no fueron nunca demasiado abundantes en Egipto, pero su valor simbólico ha transcendido.

Más información sobre el ibis eremita en el antiguo Egipto.

2 comentarios:

  1. Muy interesante esta entrada. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
  2. con razon me gusta tanto esta ave......todo tiene una causa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...