viernes, 1 de abril de 2011

Historietas

La educación ambiental tiene un papel crucial para mejorar la percepción de la población local hacia las especies amenazadas.

En 2001 una voluntaria estadounidense, Carolyn LaFontaine, y un ilustrador británico, Alasdair Bright, crearon un sencillo librito trilingüe sobre un pequeño ibis que quería jugar con los niños. La obra unía la conservación con una gran pasión de los niños: el fútbol.

Su madre le contaba a Orrie la historia de su especie, su adoración en el Egipto faraónico, su declive dramático, sus problemas de conservación ... El libro estaba especialmente dedicado a los niños del parque nacional con los que Carolyn convivió durante un año.

Orrie espía a los niños mientras juegan al fútbol (Alasdair Bright)
  
 
El librito sufrió varias visicitudes pero al final se vio publicado, eso sí, en una pequeña tirada.


Los acantilados de Souss-Massa, según las acuarelas de Alasdair Bright


Poco después, la historia sirvió de inspiración para otra historieta, en esta ocasión centrada en Siria donde acababa de ser descubierta una población relíctica y muy amenazada. Además de las labores urgentes de conservación que se llevaron a cabo, la publicación de este librito por el Ministerio de Educación sirio es una actividad encomiable.


Portada de Beaky, el ibis eremita. Pincha para descargar el pdf del sitio original.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...